Trabajar y hacer el Doctorado, ¿Es viable?

Las circunstancias de cada doctorando y doctoranda pueden ser de lo más diversas y por eso he creído importante hablar sobre la compatibilidad de trabajar por cuenta ajena (sin beca predoctoral) y hacer, al mismo tiempo, el doctorado

Hay que tener muy presente que cada vez son más las personas aspirantes a las becas predoctorales y puede que no logres hacerte con una de ellas. De hecho, con la normativa actual para los estudios de doctorado la tesis ha de ser defendida en el periodo de disfrute de la beca predoctoral salvo contadas excepciones. 

Sin embargo, y como podrás leer más adelante, yo he vivido las dos facetas y creo que puedo arrojar cierta luz al respecto de cara a ayudarte a prever cómo podría ser de viable esa situación en la que un trabajo por cuenta ajena (con o sin relación con tu investigación o el mundo académico) y la realización de tu tesis doctoral.

No he conseguido una beca predoctoral y necesito subsistir mientras hago el doctorado ¿es viable?

Como comentaba unas líneas más arriba, lograr una beca predoctoral supone competir con muchas otras personas y cada vez se producen procesos de selección más competitivos. Así que ten presente que no es que tu proyecto no sea relevante a nivel científico, es que no hay becas para todo el mundo. Pero claro, si no tienes una beca predoctoral tampoco puedes vivir del aire porque necesitas tener un techo bajo el que vivir, alimentos que llevarte al estómago y necesidades básicas que cubrir. Así que la única opción que te queda es trabajar para poder financiarte el doctorado.

Entonces, ¿es viable compaginar trabajo y doctorado? si me estás leyendo últimamente mis respuestas no son sí o no porque podemos encontrarnos mil matices que nos sitúen en un sí pero o en un no pero. En este caso concreto, y para ayudarte a responder a la pregunta que planteaba al inicio de este párrafo te voy a pedir que respondas a estas cuestiones:

  • ¿Tus quehaceres laborales, familiares y personales te dejan actualmente tiempo libre que pudieras dedicar a la investigación?
    • Si la respuesta es sí, ¿de cuánto tiempo dispondrías semanalmente?
    • Si has respondido que no, ¿sería posible reducir los tiempos de alguna de las tres facetas? ¿De cuánto tiempo estaríamos hablando?

En este tipo de situaciones es importante que te adelantes a los acontecimientos, por lo que es primordial saber de antemano si podrías dedicarle 10, 15, 20, 25… horas semanales a tu proyecto de investigación

Actualmente existe la opción de inscribirse en un programa de doctorado con dedicación parcial (hablo a nivel de España) con lo cual tienes la posibilidad de realizar tu proyecto de investigación ajustándote a tus posibilidades reales y a la vez tienes más margen de años para finalizarlo. Sobre este tema, lo mejor es que consultes con la escuela o el departamento de doctorado de tu universidad para que te orienten y puedas tener en cuenta los plazos para defender la tesis que están vigentes en la actualidad. Es de suma importancia leerse la normativa con detenimiento para poder valorar si tus circunstancias actuales al carecer de beca predoctoral son compatibles con tu idea de trabajar y hacer el doctorado.

¿No será demasiado pretencioso compaginar un trabajo a tiempo completo con la tesis doctoral

Tener que compaginar las dos facetas, trabajo y doctorado, no es algo pretencioso sino que más bien se trata de una necesidad. No puedes vivir del aire y tienes que pagar un sinfín de gastos mes a mes a no ser de que el respaldo familiar sea una opción. Por tanto, piensa que va a ser una etapa de tu vida más intensa y que si realmente tienes la convicción de llevar a cabo esa investigación científica que tienes incubando, puede que en el camino flaquees pero la recompensa merecerá la pena. 

Mi fin de doctorado transcurrió trabajando a jornada completa, con una bebé a punto de cumplir los dos años de edad y de forma un tanto apresurada (pero sobre esto te tengo que hablar con mayor detenimiento aunque te puedes hacer una idea de ello en la entrada que reabrió el blog). Aunque no es la misma situación que empezar desde cero el doctorado a dedicación parcial, sí que es cierto que la disciplina y la organización que requiere trabajar tu investigación serán muy similares.

Por tanto, la clave del éxito y de no desistir en el camino será establecer un plan de trabajo que cumpla los siguientes requisitos:

  • Ha de ser realista: establece objetivos claros y medibles.
  • Tiene que haber constancia en tu trabajo: tú sabes del tiempo que dispones por lo que debes plantearte cuánto tiempo podrás dedicar al día, a la semana, al mes… y en base a eso deberás diseñar un plan de acción y un cronograma que te ayude a conseguir hitos

Te animo a que revises esta entrada sobre planificación que quizás te ayude a visualizar con mayor claridad cómo planificar tu trabajo de investigación. Dada la limitación de tiempo de la que dispondrás, es preciso tener muy claro qué vas a hacer y cómo lo vas a hacer en cada momento porque de lo contrario te puedes ver perdido o perdida con el agobio que ese tipo de situaciones conlleva.

¿Tienes alguna duda más sobre este u otro tema relacionado con el doctorado? Pregúntame que estaré encantada de ayudarte.