Doctorado-Vacaciones-Compatibles

Doctorado y vacaciones ¿son compatibles?

Estamos en pleno agosto, mes vacacional por excelencia en el mundo académico pero, ¿qué ocurre en el caso de las personas que están haciendo trabajando en su tesis doctoral? ¿Es compatible el doctorado con las vacaciones? A estas y otras cuestiones voy a dedicar el artículo de hoy porque es un tema al que quizás cuando se está inmerso en el proceso no se le presta excesiva atención pero me gustaría dar mi punto de vista desde la perspectiva de cómo he vivido yo este tema echando la mirada atrás.

El punto de partida es que la situación de las doctorandas y de los doctorandos suele ser bastante diversa y ello supone partir del hecho de que no es lo mismo tener una beca predoctoral con dedicación exclusiva a la actividad investigadora que hacer un doctorado mientras se desempeña, paralelamente, otra actividad profesional. ¿Por qué digo esto? Porque de base las personas que trabajan y a la vez están llevando a cabo su proyecto de investigación doctoral encontrarán en los fines de semana, festivos y vacaciones su momento de trabajo más intenso. 

No obstante, mi reflexión va dirigida a ti que, sea cual sea tu situación, estás de lleno trabajando en tu tesis doctoral. Sobre todo porque no me gustaría que te pasara lo que a mí me ocurrió en su momento allá por el año 2014 cuando pasé el mes de agosto trabajando después de mi complicada estancia en Far Far Away y a escasos días de mi boda. Vamos, que a efectos prácticos lo que hice es limitarme ese año a disfrutar de mi luna de miel, que ya te adelanto que me vino fenomenal. 

La tesis doctoral puede llegar a saturar. Creo que no estoy descubriendo nada nuevo con esta afirmación. Estar trabajando en tu proyecto de investigación puede provocar un sinfín de emociones y sensaciones que puede ser que nunca antes hayas experimentado en esa intensidad. El hecho de no desconectar puede ser perjudicial para la salud y para el propio rendimiento investigador. A veces nos creemos que podemos con todo y un poco más, pero no parar puede pasarte factura. 

Y ojo, que no hace falta ni irse a ningún sitio de vacaciones. Simplemente el hecho de parar la actividad investigadora por unos días sin tener que gastar dinero en desplazamientos o alojamientos sería más que suficiente para reconectar contigo mismo o contigo misma. Esto te ayudará a retomar tu investigación con fuerzas renovadas y probablemente puedas dar respuesta a aquellos aspectos que tenías atravesados antes de cogerte esos días de descanso de forma eficiente.

Por lo tanto, más que hablar de compatibilidad deberíamos hablar de necesidad. Unos días de descanso y desconexión son necesarios sea cual sea tu caso. Desconectar te ayudará a poner distancia de por medio entre tu investigación y tú así como olvidarte por unos días de todos los quebraderos de cabeza. Aunque por si acaso lleva siempre contigo un soporte físico o digital para apuntar aquellas ideas espontáneas que suelen aparecer en el lugar menos esperado y en el momento más inoportuno.

Eso sí, nada de sentir remordimientos o de sentirte invadido o invadida por ese sentimiento de culpabilidad. Piensa que parar unos días puede suponer, a la larga, menos tiempo de bloqueos y atascos mentales que aguantar estoicamente sin descansar. Una tesis doctoral no son los 100 metros lisos, es un decatlón en el que hay que reservarse las fuerzas y mimarse durante el proceso para no quemarse antes de tiempo y abandonar.

Y tú, ¿cuánto tiempo llevas sin desconectar de tu proyecto de investigación?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.